logoLogo del sitio

Wednesday 14th of November 2018

plantilla contenido

Bienvenidos a nuestro Blog


Estas entrando en una descripcion maravillosa de las tareas que se realizan en el campo. Mejor dicho se realizaban.

 



Home La labranza Dulce tañer de campanas
Dulce tañer de campanas PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Miércoles 23 de Mayo de 2012 15:22

Articulo página 19

Las doce de la mañana se dejan oir en el campo todo. Y no por el reloj de la torre, que si existe, no tiene sonido tan fuerte como para llegar al término entero del pueblo, sino por la campana que toca al "angelus" y sirve para que todos se den por enterados de la hora que es. Una boina se retira apresuradamente de la cabeza en señal de respeto religioso; una señal de la cruz queda trazada medio a hurtadillas; un pensamiento a lo alto a una oración acompañan a ese toque de campanas a lo largo y ancho de los campos.

Hay que hacer un esfuerzo más para tratar de terminar de arar esa tierra y llegar a la hora para comer en casa, desuncir el ganado, darle de  comer y beber y hacerlo descansar. Al falta de reloj para controlar la hora, hay una buena manera de conocer cuándo es la una de la tarde. Basta ponerse en direccion a Peña Ubiña, ese monte alto y pelado como cuello de buitre, con roca color ceniza blanca, casi mojón o muga que divide las provincias de León y Asturias.

Una paja o hierba corta puesta de pie encima del dedo pulgar hace que su sombra marque justamente la una, cuando caiga en medio de la uña. Y no falla; y no falla porque el sol tampoco, puede fallar a la cita, ya que de otro modo, sea por la tiniebla, sea por la lluvia, tampoco se encontrarla arando en el campo ningun labrador. Unos surcos transversales en ambas cabeceras de la tierra arada serán como la certificacion o la firma o el broche final que indican bien a las claras que la tierra está arada en su totalidad. Ahora toca esperar, dejándola en reposo unas horas o unos días en los que tomará el sol, el aire, se oxigenerá, se oreará y pronto se podrá proceder a la preparación inmediata para la siembra. Esa será la llamada tarea de "atablarla", demenuzando con ello los terrones que hayan podido quedar o por demasiada humedad cuando se la aró o por la dureza que se encontró en ella en esa primera labor.

 

Con un tablón suficientemente pesado, a veces blindado con unos hierros que sobresalen del mismo tablon para que puedan pulverizar esos terrones, arrastrado por un caballo, macho o mulo, hay que recorrer toda la parcela hasta dejarla lisa, llana y suave como la seda. A veces será necesario poner algo otro peso encima del tablon, bien sea el de un muchacho, bien el de una persona mayor o simplemente el de unos buenos pedruscos. Una y otra vez , idas y venidas, hasta que hecha polvo húmedo, parezca que haya sido peinada, y ya no sobresale nada, ni piedras , ni terrones, ni cosa alguna. Lisa  como la palma de la mano y esponjosa como llamando a la semilla para que caiga sobre ella.  

Última actualización el Viernes 25 de Mayo de 2012 17:37
 

Enlaces varios

Varios enlaces que son para nosotros de utilidad 

Presentacion de varios blogs  

BLOGS BAJO DIFERENTES PLATAFORMAS


 

 

WEEBLY

 

WWW.WEEBLY.COM 

nuestro carisma 

Mi diario personal 

Enlaces personales 

WEBNODE

www.webnode.es 

Proyectos personales 

 Pagina personal 

WIX

Portal OMI 

Nuestro carisma 

Carisma Oblato 

BLOGGER

YOLASITE

GEOCITIES 

OOCITIES 

Enlaces 

Geocities.ws

Varios sitios 

iframe

Texto alternativo para navegadores que no aceptan iframes

Powered by Joomla!. XHTML and CSS.

© 2018 panysudor
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
¿Crea una web gratis, en CrearJoomla.com